Cultivo y Cuidados de Pohutukawa (Metrosideros excelsa)

El pohutukawa (Metrosideros excelsa) es un árbol fascinante originario de Nueva Zelanda que ha ganado popularidad en otros lugares del mundo debido a su belleza y facilidad de cultivo. En este artículo, exploraremos en detalle cómo cultivar y cuidar este hermoso árbol, conocido por su floración abundante que tiñe sus ramas de un vibrante color rojo en primavera. Descubre todo lo que necesitas saber para tener éxito en el cultivo de pohutukawa en tu jardín o espacio verde.

Metrosideros Excelsa: Un Vistazo General


Metrosideros excelsa

, comúnmente conocido como pohutukawa, pertenece a la familia de las Myrtaceae. Originario de Nueva Zelanda, este árbol de crecimiento rápido se ha adaptado muy bien a climas templados o subtropicales en todo el mundo. Su nombre científico,

Metrosideros

, proviene del griego y significa «duramen de hierro», haciendo referencia a la considerable dureza de su madera. También se le conoce como el «árbol de hierro».

Características de Pohutukawa

El pohutukawa es un árbol perennifolio que puede llegar a alcanzar hasta 20 metros de altura. Su tronco es corto y grueso, con una copa de forma aparasolada, aunque algo irregular. Las ramas más jóvenes están cubiertas de un fino pelillo blanco o grisáceo que desaparece a medida que maduran. Tanto el tronco como las ramas más viejas son de color rojizo y presentan fisuras visibles en la corteza. En los ejemplares más viejos, crecen raíces aéreas colgantes de color rojizo y muy fibrosas, lo que le da un aspecto distintivo.

Hojas de Metrosideros Excelsa

Las hojas del pohutukawa son opuestas, oblongas, con el margen liso y el ápice agudo o en punta. Tienen un color verde oliváceo muy brillante en el haz y son blanquecinas en el envés. Son gruesas y de consistencia coriácea, con un nervio medio blanquecino muy visible en el envés.

Flores de Pohutukawa

La floración del pohutukawa es uno de sus rasgos más llamativos. En primavera, produce inflorescencias compuestas por cinco pétalos de color rojo brillante, en cuyo extremo se aloja el polen. Estas flores hermafroditas son conocidas como «kahika» en maorí. Cuando son fecundadas, dan lugar a pequeñas cápsulas leñosas que contienen las semillas.

Guía de Cuidados de Pohutukawa

hojas de metrosideros excelsa 3

El pohutukawa es un árbol relativamente fácil de cuidar, pero es importante tener en cuenta algunas consideraciones para garantizar su salud y desarrollo óptimo.

Ubicación

Para cultivar con éxito el pohutukawa, es esencial seleccionar la ubicación adecuada. Este árbol es feliz a pleno sol, aunque también puede tolerar la semisombra, siempre y cuando reciba la mayoría de las horas de exposición al sol. Puede crecer en el suelo de jardines y parques o en macetas de gran tamaño. Es versátil y puede dar forma a un seto o convertirse en un árbol de sombra, según tus preferencias.

Riego

El pohutukawa es resistente a la sequía, pero durante los meses más fríos, se recomienda un riego moderado. En verano, especialmente cuando las temperaturas son elevadas, deberás regar de dos a tres veces por semana. Asegúrate de que el sustrato se encuentre parcialmente seco antes de volver a regar.

Sustrato y Abono

El sustrato para el pohutukawa no necesita ser demasiado exigente. Un suelo ligeramente fértil o un sustrato universal en macetas funcionarán bien. La clave es proporcionar un buen drenaje para evitar el encharcamiento. Para mantener su salud y vigor, es recomendable fertilizar el suelo con abono orgánico o de liberación lenta una vez al año, idealmente hacia finales del invierno.

Multiplicación y Trasplantes

La reproducción del pohutukawa se puede lograr mediante semillas frescas sembradas en primavera. Aunque también es posible propagarlo a partir de esquejes de ramas jóvenes, esta técnica puede resultar más complicada. Si necesitas trasplantar tu pohutukawa, la mejor época para hacerlo es en primavera, cuando ya no existe riesgo de heladas.

Poda

El pohutukawa es un árbol que responde bien a la poda. Si deseas darle forma de seto, la mejor época para podar es al principio de la primavera. Evita podar antes de la floración, ya que esto podría inhibir la formación de flores. Es recomendable realizar la poda una vez que haya terminado la floración.

Usos de Pohutukawa

El pohutukawa no solo es un árbol hermoso, sino que también tiene usos tradicionales y culturales. Los maoríes de Nueva Zelanda utilizaban la corteza y el néctar de las flores de pohutukawa debido a sus propiedades astringentes. Estos componentes se empleaban como remedios para calmar la tos y cicatrizar heridas. Además, su madera dura y consistente se utilizaba para crear pequeños utensilios y palas de remo.

Según la tradición maorí, en Cabo Reinga, Nueva Zelanda, existe un ejemplar de pohutukawa de más de 800 años que se considera el guardián de la entrada a una cueva sagrada por la que pasan los espíritus en su viaje hacia el otro mundo.

Preguntas Frecuentes sobre el Cultivo y Cuidado de Pohutukawa

flores de pohutukawa 4

1. ¿Dónde es nativo el pohutukawa?

El pohutukawa es nativo de Nueva Zelanda, donde es un árbol icónico.

2. ¿Qué significa «Metrosideros excelsa»?

El nombre científico «Metrosideros excelsa» proviene del griego y significa «duramen de hierro», haciendo referencia a la dureza de su madera.

3. ¿Puede el pohutukawa crecer en climas templados?

Sí, el pohutukawa se adapta bien a climas templados, pero no tolera heladas ni calor extremo cuando es joven.

4. ¿Cuál es la época de floración del pohutukawa?

El pohutukawa florece en primavera, produciendo llamativas inflorescencias de color rojo brillante.

5. ¿Cómo se puede propagar el pohutukawa?

El pohutukawa se puede propagar mediante semillas frescas sembradas en primavera.

6. ¿Cuál es la importancia cultural del pohutukawa para los maoríes?

Los maoríes utilizaban diversas partes del pohutukawa en remedios tradicionales y consideran a este árbol como un guardián espiritual en ciertas ubicaciones sagradas.

Con esta guía completa sobre el cultivo y cuidado de pohutukawa, estás listo para agregar este hermoso árbol a tu jardín o espacio verde. Disfruta de su impresionante floración y contribuye a preservar una parte de la historia y la cultura de Nueva Zelanda en tu entorno.