Envases Compostables: Una Solución Ecológica para el Futuro

En la búsqueda de un mundo más sostenible y amigable con el medio ambiente, nos enfrentamos a desafíos significativos, uno de los cuales es la gestión de residuos plásticos. Durante décadas, el plástico ha sido un material versátil y conveniente para envasar alimentos y otros productos, pero su impacto ambiental negativo se ha vuelto cada vez más evidente. La contaminación por plásticos en todo el mundo ha llevado a la búsqueda de alternativas más amigables con la naturaleza, y una de ellas son los envases compostables.

El Ideal de «Del Campo a la Mesa»: Consumo Local

Por años, hemos abrazado el ideal de «del campo a la mesa» como una forma de promover el consumo local y la producción de alimentos de calidad. Sin embargo, esta noción ha sido mayormente unidireccional, centrándose en llevar productos frescos desde el campo hasta nuestras mesas. Pero, ¿qué pasaría si pudiéramos hacerlo de manera bidireccional? ¿Y si después de consumir y preparar alimentos, pudiéramos devolver algo a la tierra de manera biodegradable para beneficiar al próximo cultivo? En esto consisten los envases compostables, y en este artículo, exploraremos en detalle esta solución ecológica que promete llevarnos desde el campo a la mesa y viceversa.

El Plástico y su Impacto en el Medio Ambiente

impacto del pla!stico 3

El plástico, desde el punto de vista funcional, es un material asombroso. La invención de la polimerización de derivados del petróleo ha impulsado la industria del plástico a niveles inimaginables. Sin embargo, antes del plástico, nuestras opciones de envases eran limitadas: papel, madera, metal y vidrio. Cada uno de estos materiales tenía sus desventajas, como la falta de inercia en madera y papel o la posibilidad de reacción con ácidos en el caso del metal.

El vidrio ha perdurado como un envase duradero gracias a su reciclabilidad del 100% y su inercia total con los alimentos que contiene. Sin embargo, su peso y su capacidad para dejar pasar la luz solar lo hacen menos práctico en ciertas aplicaciones. Luego llegó el plástico, con propiedades mágicas que revolucionaron la industria:

1. Es un material económico (por ahora). 2. Puede moldearse de diversas formas mediante técnicas como la inyección en caliente, el soplado y la extrusión. 3. Es opaco, brindando una excelente protección contra la luz. 4. Es ligero, lo que reduce significativamente los costos de transporte.

En la actualidad, los envases de plástico son omnipresentes en los supermercados y en nuestra vida cotidiana, desempeñando un papel esencial en la salubridad y la conservación de alimentos. Sin embargo, el uso desmedido y la mala gestión de los recursos y el reciclaje de plásticos han llevado a problemas de contaminación en todo el mundo.

Los Desafíos del Plástico

El plástico en sí mismo no representa un riesgo significativo para la salud, excluyendo algunos problemas específicos como el Bisfenol A y otros similares. El problema real radica en el abuso de su utilización, la mala gestión de los recursos y la ineficiente gestión del reciclaje de estos materiales. Si se llevara a cabo una gestión adecuada, el reciclaje sería mucho más eficaz, y no estaríamos enfrentando la creciente contaminación por plásticos en todos los rincones del planeta.

La presencia de microplásticos en el metabolismo de los peces, que posteriormente consumimos, es un ejemplo alarmante de cómo hemos permitido que los plásticos lleguen al mar, se descompongan allí por acción del agua, las bacterias y la radiación solar, y se conviertan en parte de las cadenas alimenticias. Este problema es exclusivamente nuestro.

Los Envases y Recipientes Biodegradables

materiales biodegradables 4

Si bien no pueden considerarse como la solución definitiva para nuestros problemas ambientales, los envases y recipientes compostables representan un paso importante hacia la reducción del impacto negativo del uso y reciclaje inadecuado del plástico convencional. En los últimos años, el aumento en los servicios de entrega a domicilio, incluyendo el comercio en línea y la comida a domicilio, ha generado una gran cantidad de envases y recipientes, muchos de los cuales están hechos de plástico. La pregunta que nos planteamos es: ¿podemos al menos mitigar este problema con envases y recipientes compostables? La respuesta es afirmativa.

¿De Qué Están Hechos los Envases y Recipientes Compostables?

Los envases biodegradables de cartón son una excelente alternativa. Puedes poner incluso una sopa caliente en ellos sin que se deshagan. ¿Cómo es posible esto? La estructura de estos envases está compuesta por celulosa muy prensada, lo que les otorga su resistencia. Además, para evitar que el papel se empape, se les aplica un recubrimiento de un material especial, el ácido poliláctico o PLA. El PLA es un polímero derivado del almidón de maíz y es completamente biodegradable.

Pero, ¿qué hay de los envases biodegradables que se asemejan más al plástico? ¿Realmente son compostables o hay alguna trampa? No, no hay trampa. No todos los envases hechos con almidones o féculas son compostables, ya que algunos contienen plástico. Sin embargo, aquellos fabricados con PLA o CPLA (ácido poliláctico cristalizado) o a partir de caña de azúcar cumplen con la certificación de ser 100% biodegradables. Para estar seguro de que un envase es 100% biodegradable, busca la certificación EN13432, que se ha establecido en Europa como estándar para estos productos. Algunos envases compostables pueden no llevar esta certificación pero aún así ser compostables, es una forma adicional de asegurarse.

La Revolución de los Envases Compostables

Es hora de que nos acostumbremos a la idea de utilizar envases que podemos agregar a nuestra pila de compost. Esto puede parecer extraño desde un punto de vista conceptual y visual, pero la ciencia respalda la eficacia de estos envases. Si la gestión de recursos y el reciclaje convencional no han tenido el efecto deseado para un uso racional de los plásticos, debemos encontrar formas de mitigar sus efectos nocivos y reemplazarlos por envases compostables.

Los materiales más comunes utilizados en la fabricación de envases compostables incluyen:

  • Envases hechos a base de caña de azúcar.
  • Recipientes hechos a base de almidón de maíz o PLA.
  • Envases elaborados con CPLA, que son similares a los anteriores pero más resistentes.
  • Envases elaborados con RCPLA, una variante reciclada de CPLA.

Seguro que existen más materiales innovadores en desarrollo. ¿Conoces alguno? ¡Déjanos tu comentario!

Preguntas Frecuentes sobre Envases Compostables

1. ¿Qué son los envases compostables?

Los envases compostables son envases y recipientes hechos de materiales biodegradables, como el ácido poliláctico (PLA) o la caña de azúcar, que pueden descomponerse en composta de manera natural y sin causar daño al medio ambiente.

2. ¿Cuáles son las ventajas de los envases compostables?

Las ventajas de los envases compostables incluyen su capacidad para reducir la contaminación por plásticos, su capacidad para descomponerse en composta de manera segura y su contribución a la gestión sostenible de residuos.

3. ¿Qué diferencia hay entre biodegradable y compostable?

Si bien ambos términos se refieren a la capacidad de un material para descomponerse de manera natural, la diferencia clave radica en el entorno en el que lo hacen. Los materiales biodegradables pueden descomponerse en cualquier entorno, mientras que los materiales compostables requieren condiciones específicas de compostaje para descomponerse de manera efectiva.

4. ¿Cuál es la certificación EN13432?

La certificación EN13432 es un estándar europeo que garantiza que un envase o recipiente es 100% biodegradable y compostable. Es una forma de verificar la autenticidad de los productos compostables.

5. ¿Son los envases compostables la solución definitiva para la contaminación por plásticos?

Si bien los envases compostables son una solución prometedora, no son la solución definitiva para la contaminación por plásticos. Se requiere un enfoque integral que incluya la reducción del consumo de plástico, la gestión adecuada de residuos y la promoción de prácticas sostenibles en toda la cadena de suministro.

En resumen, los envases compostables representan un paso importante hacia la reducción de la contaminación por plásticos y la promoción de un mundo más sostenible. Al optar por estos envases, contribuimos a cerrar el ciclo «del campo a la mesa y viceversa», protegiendo nuestro entorno y las futuras generaciones.