Kokedama: El Arte Floral Japonés Paso a Paso

El kokedama, una expresión del arte floral japonés, se ha convertido en una técnica fascinante y milenaria que atrae la atención de entusiastas y curiosos de todo el mundo. En este artículo, exploraremos en detalle qué son las kokedamas, cómo hacerlas paso a paso y qué cuidados necesitan. Además, descubriremos las mejores plantas para esta técnica y responderemos a las preguntas frecuentes relacionadas con el kokedama.

¿Qué son las Kokedamas?

El término «kokedama» proviene del japonés y se traduce como «bola de musgo» (koke = musgo, dama = bola). Las kokedamas son una técnica artesanal de cultivo que permite desarrollar plantas ornamentales sin la necesidad de utilizar macetas o contenedores convencionales. En lugar de eso, la planta se cultiva en una bola de sustrato preparado y envuelto en una capa de musgo, que se sujeta con una cuerda de algodón.

Una de las características más destacadas de las kokedamas es que el sustrato de las plantas queda completamente expuesto, lo que les otorga un aspecto innovador y poco convencional. Estas bolas de musgo no solo son estéticamente atractivas, sino que también purifican y humedecen el aire del entorno donde se encuentran, lo que las hace beneficiosas para la salud de la piel y el bienestar general.

¿Cómo Hacer un Kokedama Paso a Paso?

cuidados kokedama 3

Ahora que sabemos qué son las kokedamas, es hora de aprender cómo hacerlas paso a paso. A continuación, te presentamos un guía detallada para crear tus propias kokedamas:

Paso 1: Elección de la Planta

Antes de comenzar con la técnica de cultivo de kokedama, es importante seleccionar la planta que deseas sembrar. Las kokedamas se pueden crear utilizando una variedad de plantas, como arbustos, helechos, árboles, plantas florales, líquenes, cactus, plantas silvestres e incluso plantas carnívoras. La elección de la planta dependerá de tus preferencias personales y del ambiente donde planeas colocar la kokedama.

Paso 2: Preparación del Sustrato

El sustrato es fundamental para el éxito de tu kokedama. Se recomienda preparar una mezcla de turba y akadama, una arcilla de color rojo-marrón que se encuentra naturalmente en Japón. Si no puedes conseguir akadama, la arcilla común es un sustituto ideal. Para la mezcla, combina tres partes de turba con una parte de akadama (o arcilla) y agrega un poco de arena de río. Mantén la mezcla húmeda para favorecer la oxigenación y dale forma redondeada, creando un orificio en el centro donde se introducirá la planta más adelante.

Paso 3: Plantación de la Planta

Una vez que tengas la mezcla de sustrato lista, coloca la planta en el agujero central de la mezcla. Antes de hacerlo, recorta las raíces si es necesario para que la planta quepa en el agujero. Luego, rellena el agujero con un poco más de mezcla para asegurarte de que la planta quede bien sujeta.

Paso 4: Preparación del Musgo

El siguiente paso es preparar el musgo que envolverá la bola de sustrato. Extiende el musgo en una superficie plana y retira cualquier resto de ramas o hojas. Humedece el musgo ligeramente con un spray o atomizador.

Paso 5: Envoltura con Musgo

Coloca el musgo con la cara verde hacia abajo y la cara marrón hacia arriba. Luego, coloca la bola de sustrato con la planta en el centro y procede a cubrirla completamente con el musgo. Si hay un exceso de musgo, córtalo con tijeras y sujétalo suavemente.

Paso 6: Atado con Cordel

Utiliza un hilo o cordel para dar vueltas alrededor de la bola de musgo, creando un entramado similar a una telaraña que mantendrá la kokedama compacta y bien sujeta. Finaliza haciendo un nudo en ambos extremos del cordel para que no se suelte.

Paso 7: Colocación y Cuidados

Las kokedamas se pueden colgar o colocar sobre bandejas de arcilla o piedra, preferiblemente en lugares iluminados sin exposición directa a la luz solar. A continuación, descubriremos cómo cuidar adecuadamente tus kokedamas para mantenerlas saludables y hermosas.

¿Qué Cuidados Necesitan las Kokedamas?

Las kokedamas son plantas relativamente fáciles de cuidar, pero requieren atención periódica para mantener su belleza y salud. Aquí tienes algunos consejos para preservar tus kokedamas en óptimas condiciones:

Evita la Luz Solar Directa

Las kokedamas no deben exponerse directamente a la luz del sol. Se recomienda ubicarlas en interiores o en exteriores a la sombra para evitar que el musgo o la fibra de coco se sequen y mantengan la humedad necesaria para la planta.

Riego Adecuado

El riego es esencial para las kokedamas. Para regarlas, simplemente sumerge la bola de musgo en agua durante unos minutos hasta que dejen de salir burbujas. Luego, deja que escurran el exceso de agua de manera natural. Mantén un ojo en la humedad de la kokedama y riega cuando sea necesario, evitando que se seque por completo o que esté constantemente empapada.

Mantenimiento de la Humedad

Para mantener la humedad de la planta, puedes utilizar un spray o atomizador para rociar tanto la planta como el sustrato. Además, puedes utilizar un fertilizante diluido en agua para nutrir la planta de manera más efectiva. Sin embargo, si la kokedama está expuesta al sol, evita rociarla con spray, ya que podría quemarse.

Poda Regular

De vez en cuando, realiza podas para eliminar las partes secas o las flores marchitas. Esto favorecerá el crecimiento de nuevas hojas y ramas, manteniendo tu kokedama saludable y con un aspecto fresco.

Las Mejores Plantas para Kokedamas

hacer kokedama 4

Aunque casi cualquier planta puede ser cultivada mediante la técnica de kokedama, algunas especies se adaptan especialmente bien a esta técnica y son más resistentes y duraderas. Aquí tienes algunas de las mejores plantas para crear tus kokedamas:

  • Samambaia (helecho)
  • Crasa (suculentas)
  • Trailing Jade (planta colgante)
  • Hiedra
  • Pothos

Estas plantas son ideales para las kokedamas debido a su resistencia y capacidad para mantenerse bien hidratadas durante períodos prolongados.

Preguntas Frecuentes sobre Kokedamas

1. ¿Qué es una kokedama?

Una kokedama es una técnica japonesa de cultivo que consiste en plantar una planta en una bola de sustrato cubierta con musgo, en lugar de utilizar una maceta convencional.

2. ¿Cuáles son los beneficios de las kokedamas?

Las kokedamas son beneficiosas para la purificación del aire y la humedad en el ambiente interior. También son una forma creativa y decorativa de cultivar plantas.

3. ¿Qué plantas se pueden usar para hacer kokedamas?

Se pueden utilizar una variedad de plantas, incluyendo helechos, suculentas, plantas colgantes y muchas otras, dependiendo de tus preferencias y condiciones de crecimiento.

4. ¿Cuál es la diferencia entre kokedama y bonsái?

La principal diferencia es que en el bonsái se trabaja con un árbol en una maceta pequeña, mientras que en el kokedama se utiliza una bola de sustrato cubierta con musgo en lugar de una maceta.

5. ¿Necesitan mucho cuidado las kokedamas?

No requieren una atención exhaustiva, pero es importante mantener la humedad adecuada, evitar la luz solar directa y realizar podas periódicas para mantenerlas saludables.

En resumen, el kokedama es una fascinante expresión del arte floral japonés que te permite cultivar plantas de manera creativa y decorativa. Con los cuidados adecuados, estas bolas de musgo pueden convertirse en una hermosa adición a tu hogar o jardín, purificando el aire y brindando un toque de naturaleza a tu entorno.