Philodendron scandens: tipos, características, cuidados y reproducción

Philodendron scandens

En este artículo, vamos a hablar sobre Philodendron scandens, una planta de interior muy popular que se encuentra en hogares de todo el mundo. Aprenderás todo sobre los diferentes tipos de Philodendron scandens, sus características, cuidados y cómo reproducir esta hermosa planta de manera exitosa.

Tipos de Philodendron scandens

Existen varias variedades de Philodendron scandens, cada una con características únicas que las distinguen:

  1. Philodendron scandens oxycardium: también conocido como Philodendron cordatum, es una variedad con hojas más pequeñas y más gruesas que las de la especie típica. Es una de las variedades más comunes y fáciles de encontrar en el mercado.
  2. Philodendron scandens Brasil: esta variedad tiene hojas de un verde más claro con vetas amarillas, lo que le da un aspecto más vistoso. Es una planta muy decorativa y fácil de cultivar.
  3. Philodendron scandens micans: esta variedad se caracteriza por tener hojas más suaves y aterciopeladas, con un color verde oscuro y un brillo dorado. Es una planta bastante popular en el cultivo doméstico debido a su aspecto elegante.
  4. Philodendron scandens lemon lime: esta variedad tiene hojas de un color amarillo limón en la parte superior y verde oscuro en la parte inferior. Es una planta bastante vistosa y llamativa, pero requiere más luz para mantener su colorido.
  5. Philodendron scandens burgundy: esta variedad tiene hojas de un color rojo oscuro en la parte inferior y verde oscuro en la parte superior. Es una planta bastante inusual y difícil de encontrar, pero muy popular entre los coleccionistas de plantas.

Características de Philodendron scandens

Philodendron scandens es una planta trepadora de hoja perenne, que puede alcanzar hasta 3 metros de longitud. Esta planta tiene hojas grandes y brillantes en forma de corazón, que pueden llegar a medir hasta 30 cm de largo y 20 cm de ancho. Las hojas son de un color verde oscuro en la parte superior y un verde más claro en la parte inferior. Las hojas están sostenidas por un pecíolo largo y delgado.

Una de las características más llamativas de Philodendron scandens es que tiene raíces aéreas, que le permiten aferrarse a los árboles y otras superficies, y obtener nutrientes y agua de la humedad del aire. Además, esta planta produce flores en forma de espiga que pueden medir hasta 10 cm de largo, aunque estas flores son bastante inusuales en el cultivo doméstico.

Otra característica importante de esta planta es que es una especie tóxica para los humanos y las mascotas si se ingiere. Contiene cristales de oxalato de calcio en todas sus partes, lo que puede causar irritación e inflamación en la boca, la garganta y el tracto gastrointestinal si se ingiere.

En general, Philodendron scandens es una planta bastante resistente que requiere poco cuidado, lo que la hace una opción popular para cultivar en interiores y exteriores.

Philodendron scandens

Cuidados de Philodendron scandens

Philodendron scandens es una planta trepadora de hoja perenne, que puede alcanzar hasta 3 metros de longitud. Esta planta tiene hojas grandes y brillantes en forma de corazón, que pueden llegar a medir hasta 30 cm de largo y 20 cm de ancho. Las hojas son de un color verde oscuro en la parte superior y un verde más claro en la parte inferior. Las hojas están sostenidas por un pecíolo largo y delgado.

Una de las características más llamativas de Philodendron scandens es que tiene raíces aéreas, que le permiten aferrarse a los árboles y otras superficies, y obtener nutrientes y agua de la humedad del aire. Además, esta planta produce flores en forma de espiga que pueden medir hasta 10 cm de largo, aunque estas flores son bastante inusuales en el cultivo doméstico.

Otra característica importante de esta planta es que es una especie tóxica para los humanos y las mascotas si se ingiere. Contiene cristales de oxalato de calcio en todas sus partes, lo que puede causar irritación e inflamación en la boca, la garganta y el tracto gastrointestinal si se ingiere.

En general, Philodendron scandens es una planta bastante resistente que requiere poco cuidado, lo que la hace una opción popular para cultivar en interiores y exteriores.

Sin embargo, hay algunos detalles importantes que debemos tener en cuenta para asegurar su correcto desarrollo:

  1. Luz: Aunque es capaz de crecer en condiciones de baja luminosidad, el Philodendron scandens prefiere lugares con buena iluminación indirecta. Evita ubicarla en lugares con luz solar directa ya que esto puede dañar sus hojas.
  2. Riego: Esta planta necesita un riego moderado, evitando encharcamientos que puedan pudrir sus raíces. Se recomienda regarla cuando la capa superior del sustrato esté seca. En verano, cuando las temperaturas son más altas, es probable que necesite riegos más frecuentes.
  3. Humedad: Aunque no es necesario, el Philodendron scandens se beneficia de ambientes húmedos, especialmente durante los meses más secos del invierno. Para aumentar la humedad, se puede colocar un recipiente con agua cerca de la planta o pulverizar sus hojas con agua.
  4. Sustrato: La planta prefiere sustratos bien drenados y ricos en nutrientes. Se recomienda utilizar una mezcla de turba, perlita y vermiculita para asegurar una buena aireación del suelo.
  5. Temperatura: El Philodendron scandens se adapta bien a una amplia gama de temperaturas, pero prefiere climas cálidos y húmedos. Evita ubicarla cerca de corrientes de aire frío o de fuentes de calor intenso como radiadores.
  6. Poda: Esta planta puede crecer bastante y desarrollar tallos largos y delgados. Se recomienda podarla regularmente para fomentar su crecimiento compacto y para eliminar hojas o tallos dañados.

Reproducción de Philodendron scandens

La reproducción del Philodendron scandens es bastante sencilla y se puede realizar de tres formas:

  1. Esquejes: La forma más común de reproducir esta planta es por medio de esquejes. Para ello, se debe cortar una rama de la planta madre y colocarla en agua o en un sustrato húmedo hasta que aparezcan raíces. Una vez que las raíces tengan unos 2 o 3 centímetros de largo, se pueden trasplantar a una maceta con tierra.
  2. División de matas: Esta técnica se utiliza para plantas más grandes y maduras. Se debe retirar la planta de la maceta con cuidado y dividirla en varias partes. Cada parte debe tener raíces y brotes nuevos para asegurar su crecimiento.
  3. Semillas: Es la forma menos común de reproducir esta planta ya que es más difícil y requiere más tiempo. Se pueden recolectar las semillas de las frutas del Philodendron scandens y sembrarlas en un sustrato húmedo y con buena ventilación. Se deben mantener en un lugar cálido y protegido hasta que germinen.

Es importante destacar que para cualquier método de reproducción, se debe mantener el sustrato húmedo y proteger las plantas de la luz solar directa durante las primeras semanas. Una vez que hayan crecido lo suficiente, se pueden trasplantar a una maceta más grande y seguir los cuidados necesarios para mantenerlas saludables y bonitas.

 

 

 

  • Te sirvió este contenido?
  • siNo