Podemos Eliminar el Aporte de Calcio Simplemente con Regar


Introducción

El calcio es un nutriente esencial para el crecimiento y desarrollo de las plantas. Es uno de los macroelementos necesarios para su supervivencia, pero su movilidad en el suelo y su absorción a través del sistema radicular pueden presentar desafíos. A menudo nos preguntamos si es posible eliminar la necesidad de añadir fertilizantes ricos en calcio a nuestros cultivos simplemente mediante el riego con agua que contenga calcio. En este artículo, exploraremos esta cuestión y examinaremos en detalle la relación entre el calcio y el agua de riego.


El Desafío del Calcio en la Agricultura

El calcio es un nutriente fundamental para el crecimiento de las plantas. Juega un papel crucial en la formación de las paredes celulares, en la división celular y en la absorción de otros nutrientes. Sin embargo, a pesar de su importancia, el calcio presenta ciertas dificultades en su manejo en la agricultura.

El calcio es conocido por ser un elemento poco móvil en el suelo. Esto significa que no se mueve fácilmente a través del sistema radicular de las plantas. Además, a menudo se encuentra en forma de iones calcio (Ca++) en el agua de riego, lo que plantea preguntas sobre la necesidad de añadir calcio adicional a través de fertilizantes.


El Análisis de Agua y el Calcio

Uno de los primeros pasos para determinar si el agua de riego aporta suficiente calcio es realizar un análisis del agua. Esto nos proporcionará información sobre la concentración de calcio en el agua, medida en partes por millón (ppm) o mili-equivalentes por litro (meq/L).

Los valores típicos de calcio en el agua de riego pueden variar según la región, pero suelen oscilar entre 7 y 14 meq/L. Esto significa que, en términos de cantidad, el agua de riego puede contener una cantidad significativa de calcio.


¿Cuánto Calcio se Aporta a Través del Riego?

Para comprender completamente cuánto calcio se aporta a través del riego, debemos considerar la concentración de calcio en el agua y la cantidad de agua que se riega por hectárea. Por ejemplo, en un programa de riego deficitario para cítricos, se pueden necesitar entre 5,600 y 7,500 metros cúbicos de agua por hectárea. Si la concentración de calcio es de 9 meq/L, esto implica que se estarían aplicando al suelo entre 1,000 y 1,400 kg de calcio.

Haciendo cálculos, utilizando nitrato cálcico a un precio de 0,40 €/kg estándar, esto representaría un gasto significativo por hectárea y año, que oscilaría entre 400 y 560 €. Esto nos lleva a cuestionar si podemos reducir esta inversión y optimizar el uso de fertilizantes.


La Relación Entre Calcio y Magnesio

Aunque parece que el agua de riego puede proporcionar calcio, no es tan simple como eliminar por completo la necesidad de aplicar calcio adicional a los cultivos. El calcio es muy sensible a la presencia de otros elementos, como el magnesio. La relación entre el calcio y el magnesio, conocida como Ca/Mg, juega un papel crucial en la absorción de estos nutrientes por las plantas.

En general, para llevar a cabo un plan de abonado adecuado, la relación Ca/Mg debe ser de al menos 2 (lo ideal es 5). Esto significa que, si la relación es menor de 2, es necesario considerar la aplicación de calcio adicional.


Desafíos para Mantener la Relación Ca/Mg

Conseguir una relación Ca/Mg de 2 en el agua de riego no es algo que se produzca naturalmente en todos los casos. A veces, el calcio puede estar significativamente por encima de esta relación en comparación con el magnesio, lo cual es beneficioso siempre que no supere un límite de 5. Por otro lado, también puede ocurrir que la relación Ca/Mg sea menor de 1.5, lo que no cumple con la regla deseada.

Estos desequilibrios en la relación Ca/Mg pueden requerir estrategias adicionales para garantizar que las plantas reciban la cantidad adecuada de calcio. Esto puede incluir la aplicación de microelementos, ajustes en el pH del suelo y otras técnicas de manejo.


Otras Causas de Deficiencia de Calcio

Además de la relación Ca/Mg, existen otras causas que pueden contribuir a una deficiencia de calcio en el cultivo, incluso si los niveles adecuados están presentes en el suelo. Algunos de estos factores incluyen:

  1. Alta radiación y tasa fotosintética alta.
  2. Riego con alta conductividad eléctrica (CE).
  3. Altas concentraciones de ión amonio (NH4) en lugar de nitrato (NO3).
  4. Bajos contenidos de fósforo en el suelo.

Estos factores pueden interactuar de manera compleja y complicar aún más la gestión adecuada del calcio en la agricultura.


Conclusiones

En resumen, la cuestión de si podemos eliminar el aporte de calcio simplemente con regar no tiene una respuesta definitiva. Si bien el agua de riego puede contener cantidades significativas de calcio, otros factores, como la relación Ca/Mg y las condiciones específicas del cultivo, pueden requerir la aplicación de fertilizantes adicionales.

Es esencial realizar un análisis del agua de riego y considerar las necesidades específicas de cada cultivo para tomar decisiones informadas sobre el manejo del calcio. La gestión adecuada de este nutriente es crucial para asegurar un crecimiento saludable y productivo de las plantas.


Preguntas Frecuentes

  1. ¿Puedo confiar en el agua de riego para proporcionar todo el calcio que mis plantas necesitan?

    • Si bien el agua de riego puede contener calcio, la cantidad y la relación con otros nutrientes deben ser evaluadas para determinar si es suficiente.
  2. ¿Cómo puedo mejorar la relación Ca/Mg en el agua de riego?

    • Ajustar la relación Ca/Mg puede requerir la aplicación de productos específicos o técnicas de manejo, como la corrección del pH del suelo.
  3. ¿Cuáles son los signos de deficiencia de calcio en las plantas?

    • Los signos de deficiencia de calcio pueden incluir hojas amarillentas, deformidades en el crecimiento y mayor susceptibilidad a enfermedades.
  4. ¿Qué papel juega el análisis del agua en la gestión del calcio?

    • El análisis del agua proporciona información sobre la concentración de calcio y otros nutrientes, lo que es esencial para tomar decisiones informadas en la agricultura.
  5. ¿Es necesario aplicar calcio adicional si la relación Ca/Mg es adecuada en el agua de riego?

    • Si la relación Ca/Mg es adecuada, es posible que se reduzca la necesidad de aplicar calcio adicional, pero se deben considerar otros factores, como las condiciones específicas del cultivo.