¿Qué productos se utilizan en agricultura ecológica?

La agricultura ecológica se ha convertido en una práctica cada vez más popular y valorada en todo el mundo debido a su enfoque en la sostenibilidad y la reducción de impactos ambientales. En este artículo, exploraremos una amplia gama de productos que se utilizan en la agricultura ecológica para combatir plagas, enfermedades y promover un cultivo saludable. Desde sustancias de origen vegetal o animal hasta microorganismos beneficiosos, descubriremos cómo los agricultores ecológicos se benefician de estos productos.

Productos de origen vegetal o animal

Árbol de neem y su aceite: El neem es un árbol con propiedades medicinales y su aceite, rico en azadiractina, es un insecticida ecológico eficaz contra plagas como trips, mosca blanca, orugas y más. Lo que lo hace especial es que no daña a la fauna auxiliar.Cera de abejas: Además de su papel en la producción de miel, la cera de abejas se utiliza como agente cicatrizante para podas en agricultura ecológica.Gelatina: Esta sustancia se emplea como insecticida en la agricultura ecológica.Proteínas hidrolizadas: Utilizadas como atrayentes para trampas y pueden combinarse con otras sustancias permitidas en la agricultura ecológica.Lecitina: Actúa como fungicida contra enfermedades en cultivos.Aceites vegetales (aceite de parafina, aceite de pino, aceite de alcaravea, etc.): Estos aceites tienen propiedades insecticidas, acaricidas y fungicidas, dependiendo de sus concentraciones. También pueden inhibir la germinación de semillas.Piretrinas extraídas de Chrysanthemum cinerariaefolium: La piretrina es una sustancia insecticida utilizada en agricultura ecológica.Cuasia extraída de Quassia amara: La cuasia actúa como sustancia insecticida y repelente.Rotenona extraída de Derris spp., Lonchocarpus spp. y Terphrosia spp.: La rotenona se utiliza como sustancia insecticida en agricultura ecológica.

Sustancias producidas por microorganismos

aceite de neem 3

Espinosad: Conocido como Spintor, tiene actividad insecticida y se emplea en agricultura ecológica.

Sustancias utilizadas en trampas y dispersores

Fosfato diamónico: Se utiliza como sustancia atrayente únicamente en trampas.Feromonas: Estas sustancias actúan como atrayentes y perturbadores de la conducta sexual (confusión sexual) y se utilizan en trampas.Piretroides (deltametrina y lambdacihalotrina): Son sustancias insecticidas utilizadas en atrayentes específicos y se emplean contra la mosca de la fruta, como la Ceratitis capitata.

Sustancias molusquicidas (control de caracoles y babosas)

micorrizas en agricultura 4

Fosfato férrico (ortofosfato de hierro III): Se utiliza como molusquicida en agricultura ecológica.

Sustancias utilizadas de forma tradicional en agricultura ecológica

Cobre: Diversos tipos de cobre se utilizan como sustancias fungicidas contra hongos en agricultura ecológica. Se establece un límite de 6 kg de cobre por hectárea y año o campaña.Etileno: Se utiliza para el desverdizado en cultivos de plátano, kaki, kiwi, cítricos, la inducción de la floración en la piña y la inhibición de la brotación de patatas y cebollas. Su uso está limitado como estrategia para reducir los daños causados por la mosca de la fruta.Jabón potásico: Este producto ecológico es eficaz contra plagas como la mosca blanca, el pulgón y las orugas. Actúa por contacto, secando la piel de los insectos y provocando su muerte por asfixia.Sulfato de aluminio y potasio (kalinita)Polisulfuro de calcio: Esta sustancia actúa como fungicida, insecticida y acaricida en agricultura ecológica.Aceite de parafina: Tiene propiedades insecticidas y acaricidas.Aceites minerales: Se utilizan como insecticidas y fungicidas, con un uso limitado en árboles frutales, plantas tropicales y olivos.Permanganato de potasio: Actúa como fungicida y bactericida y está autorizado únicamente para árboles frutales, olivos y vid.Arena de cuarzo: Se utiliza como sustancia repelente en agricultura ecológica.Azufre: Es una sustancia fungicida, acaricida y repelente contra orugas y otros insectos.Hidróxido de calcio: Se emplea como fungicida en frutales, especialmente en el control de Nectria galligena.Bicarbonato de potasio: Actúa como fungicida en agricultura ecológica.Es importante destacar que aunque algunos productos no tengan certificación ecológica en su etiqueta, pueden ser utilizados en agricultura ecológica siempre que sus materias primas estén dentro de las especificaciones permitidas por las regulaciones pertinentes.

Otras sustancias permitidas en agricultura ecológica

Además de los productos mencionados anteriormente, existen otros recursos naturales, bacterias y hongos que se utilizan para el control de plagas y enfermedades en agricultura ecológica.Bacillus thuringiensis: Este microorganismo es ampliamente utilizado en agricultura ecológica y tiene acreditación para su uso.Bacillus subtilis: Se utiliza específicamente para el control de enfermedades como Botritis, monilia, esclerotinia, fuego bacteriano, moteado, entre otras. Puede combinarse con bases de azufre y cobre para potenciar su efecto.Micorrizas: Estos hongos trabajan en sinergia con las raíces de las plantas, mejorando la asimilación y el aprovechamiento de los nutrientes del suelo.Tricodermas: Otro tipo de hongo utilizado en agricultura ecológica, que ayuda a combatir otros hongos del suelo que pueden dañar las plantas.Extracto de ortiga: Este extracto es rico en nutrientes como hierro, azufre, magnesio, manganeso, fósforo y nitrógeno, y actúa como repelente de plagas. Se usa principalmente de manera preventiva y fortificante.Extracto de cola de caballo: Contiene azufre y se utiliza como antifúngico contra enfermedades como la roya, el oidio y el mildiu.Tierra de diatomeas: Conocida como Diatomita, esta roca sedimentaria silícea es un nutriente y fertilizante que también posee propiedades insecticidas naturales. Actúa por ingestión y contacto, deshidratando a los insectos.

Preguntas Frecuentes sobre Productos en Agricultura Ecológica

¿Qué productos se utilizan en la agricultura ecológica?

En la agricultura ecológica, se utilizan una variedad de productos que incluyen sustancias de origen vegetal o animal, microorganismos beneficiosos y recursos naturales como el cobre, el azufre y la tierra de diatomeas. Estos productos se emplean para combatir plagas y enfermedades de manera sostenible.

¿Cuáles son algunos ejemplos de productos ecológicos en agricultura?

Algunos ejemplos de productos ecológicos utilizados en agricultura incluyen el aceite de neem, el jabón potásico, el sulfato de cobre, el bacillus thuringiensis, las micorrizas y el extracto de ortiga. Estos productos son eficaces para el control de plagas y el fortalecimiento de los cultivos.

¿Se pueden mezclar productos en la agricultura ecológica?

En muchos casos, es posible mezclar productos en la agricultura ecológica, siempre y cuando cumplan con las regulaciones y especificaciones establecidas para los cultivos. Por ejemplo, se pueden combinar el aceite de parafina con el cobre o el bacillus thuringiensis con azufre, según las necesidades específicas del cultivo.

¿Cuándo se deben aplicar estos productos en la agricultura ecológica?

La aplicación de estos productos en la agricultura ecológica debe realizarse de manera preventiva o cuando se detecte la presencia de plagas o enfermedades en los cultivos. Es importante seguir las recomendaciones de uso y respetar los límites de aplicación establecidos por las regulaciones.

¿Son seguros estos productos para el medio ambiente?

La mayoría de los productos utilizados en la agricultura ecológica están diseñados para ser respetuosos con el medio ambiente y no causar daños significativos a la fauna y flora circundantes. Sin embargo, es importante utilizarlos de manera responsable y seguir las pautas de uso recomendadas para minimizar cualquier impacto negativo.

¿Qué beneficios ofrece la agricultura ecológica en comparación con la agricultura convencional?

La agricultura ecológica se destaca por su enfoque en la sostenibilidad, la reducción de productos químicos sintéticos y la promoción de prácticas respetuosas con el medio ambiente. Ofrece beneficios como la preservación de la biodiversidad, la mejora de la calidad del suelo y la producción de alimentos más saludables para los consumidores. Además, ayuda a reducir la contaminación del agua y la emisión de gases de efecto invernadero.